"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

Perseguidos por el estigma del Ébola
Compartelo en
Pin It

Más de 9.700 personas han fallecido a causa del Ébola en países del África Occidental desde finales de marzo de 2014. Sin embargo, la vida de los que han ganado la batalla al virus y de quienes luchan diariamente contra él ha cambiado bruscamente. A ellos les persigue otro mal, otra contienda en la que combatir: la del rechazo de sus comunidades, presas del miedo ante esta enfermedad y los estragos que ha causado.

El paso del Ébola no ha sido igual para África que para Occidente. Como era de esperar la respuesta y los medios no han sido los mismos para tratar a sus enfermos y, por supuesto, los daños causados no han sido equiparables. Mientras el hemisferio Norte veía cómo hospitales enteros eran puestos al servicio de sus enfermos y la opinión pública se conmocionaba ante la cercanía de un par de personas contagiadas, el continente olvidado comprobaba como familias, comunidades y países veían mermadas sus ya de por sí desfavorables condiciones de vida y de cómo los fallecidos por esta enfermedad se empezaban a contar por miles.

Lali Cambra, responsable de Comunicación Operacional de Médicos Sin Fronteras (MSF), resume en uno de sus reportajes el impacto que está suponiendo esta enfermedad para los países africanos. “El Ébola es una enfermedad traicionera”, asegura, “infecta a aquellos que tratan directamente con el enfermo, a quienes le cuidan, limpian, acarician, alimentan e hidratan. A quienes amortajan con cariño a sus muertos. Así, se cierne sobre familias enteras”.

De esta manera comienza la pesadilla de miedo, estigma y rencor ante este silencioso virus y ante quienes han estado en contacto con él. Entre los marcados por esta peculiar letra escarlata del Ébola se encuentran los profesionales sanitarios (más los pertenecientes a las comunidades afectadas que los propios expatriados) quienes en un primer momento, tal como relata Cambra, “ante una enfermedad desconocida, no tuvieron posibilidad de protegerse adecuadamente”.

Se produjeron contagios y muertes entre el personal de los hospitales de Sierra Leona, Liberia y Guinea: más de 300, según MSF, “el tiro de gracia a sistemas de salud tremendamente frágiles, que se han desmoronado como castillos de naipes”.

“En Liberia, antes del brote, apenas había 60 médicos para una población de 4,5 millones de habitantes”, recuerda Cambra.

Otros países africanos como Senegal, Mali, República Democrática del Congo y Nigeria también han visto como el Ébola traspasaba sus fronteras, pero sin duda donde la enfermedad ha causado mayores estragos ha sido en tres.

Liberia es el Estado que mayores daños ha sufrido con 2.766 fallecidos y 6.619 infectados por el virus. Le siguen Sierra Leona con 1.130 fallecidos y 4.862 infectados, y Guinea con 1.054 fallecidos y 1.760 infectados, según los datos ofrecidos en noviembre por MSF.

Fuente(s): cronicasolvidadas.wordpress.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba