"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

Burundanga, la droga del sometimiento
Compartelo en
Pin It

Burundanga, la droga del sometimiento
La escopolamina, también conocida como hioscina y, popularmente en las regiones de habla hispana como burundanga es una sustancia con usos medicinales que ayuda a combatir los mareos, sin embargo en el peor de los escenarios es usada por delincuentes para inhibir la voluntad de las personas, las deja como si estuvieran hiptonizadas y generalmente obedece las instrucciones de su agresor, alerta el psiquiatra Michael Patrick Redmond García.

La burundanga también es conocida con otros nombres como: “borrachera, manzana de perú, semilla loca y contiene una sustancia llamada escopolamina, que va afectar algunas funciones cerebrales por medio de un efecto depresor del sistema nervioso, se ha utilizado con mucho éxito en tratar mareos en personas con dificultades, por ejemplo que van en coches y se marean mucho o que no pueden subirse a autobuses porque se marean y andan con vómitos, en esos casos la escopolamina puede ser útil, pero prácticamente su uso en la medicina es muy limitado, lamentablemente en el crimen organizado es una droga que tiene muchas ventajas para los agresores”.Burundanga, la droga del sometimiento

La droga que puede ser ingerida en jugos o alimentos, incluso por inahalación, tiene efectos inmediatos, en menos de 4 minutos y dura unas 3 horas, después, el cuerpo desecha la sustancia, por lo que es difícil detectar si alguien es víctima de la misma.

El psiquiatra recalcó que es una droga extremadamente riesgosa, debe ser utilizada por expertos porque en caso de exceder la dósis puede generar la muerte de la persona que la ingiere.

El médico dijo que existen estadísticas de que un dos por ciento de los asaltos sexuales tienen que ver con este tipo de droga conocida como burundanga.

El médico alertó a los jóvenes para que en caso de asistir a centros nocturnos o fiestas chequen y no pierdan de vista la bebida que consumen.

Dijo que al consumirla, las personas actúan como en “automático”, esa es la parte más preocupante porque pueden hacer lo que sea, llevarlos a un cajero automático y sacar su dinero o incluso cometer abusos, “hasta pareciera que la víctima está de acuerdo”.

Otro de los riesgos es que afecta la memoria y la persona no recuerda nada, recalca el médico.

Dijo que en caso de ingerirla, en los hospitales existe un antídoto, un tratamiento que revierte el efecto de la burundanga, pero no es tan fácil darse cuenta que la persona está bajo los efectos de la droga.

Fuente(s): presencianoticias.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba