"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

Más del 60% de las especies conocidas son parásitos
Compartelo en
Pin It

Durante estos días me he topado en la biblioteca con el libro ¿Qué sabemos de? Parasitismo de Juan José Soler, doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de Granada y profesor de investigación del CSIC.

En este ensayo el autor pone el foco en los parásitos como uno de los impulsores de la evolución de las especies. Esta idea se basa en un ejemplo muy básico de evolución. Tengamos por ejemplo una especie A que es parásita de B (hospedador).

Para la especie B la existencia de A es un fastidio ya que cuando es parasitada por ella baja su eficacia biológica (relativa al número de descendientes que genera). En algún momento un individuo B da con una clave (muta) un tanto mejor que la anterior para sacudirse A de encima.

El afortunado mutado logra transmitir sus genes y en poco tiempo la población de B cambia, evoluciona. Pero la historia no acaba aquí ya que ahora A podría seguir la estela de B, piratear su nuevo sistema y evolucionar. Este proceso deriva en una carrera armamentística parásito/hospedador o defensa/contra-defensa. El cambio de uno repercutirá en el otro. Se trata de una presión selectiva muy fuerte que puede dar lugar a nuevas especies.

Pero lo que ha inspirado el título de esta entrada no es la carrera armamentística, sino un dato que se da en el libro: “Más del 60 % de las especies conocidas son parásitos”. Leído de primera choca y hace que uno se ponga repasar las listas taxonómicas. Pero rápidamente viene la clave del dilema: el hospedador es el medio o el ecosistema del parásito.

Los organismos también son recursos a explotar como un ecosistema heterogéneo productor de biodiversidad. Los individuos de una especie actuarían como islas para los parásitos y por ende cuando ésta diverge en otras especies los parásitos también lo pueden hacer. Y encima el cuerpo de un organismo no es homogéneo sino que varía, lo que permite que un parásito se especialice en las alas, otro en los intestinos y otro en el ojo.

Entonces si todos los organismos tienen parásitos (incluso hay parásitos de parásitos) ahora si nos salen las cuentas ¿verdad?.

Fuente(s): drosophila.es

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba