"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

El fin de Fidel Castro, el inicio ¿de qué?
Compartelo en
Pin It

El día de hoy amanecimos con el retiro oficial y definitivo de Fidel Castro de su mando dictatorial. Luego de 50 años de manejar Cuba a su antojo, la autodenominada “Revolución Cubana” reinicia lo que hace un año y medio ya había insinuado: el camino de la sucesión.

El peso político internacional de Cuba es menor que el que tenía hace algunos años.
Hugo Chávez ha sido el verdadero sucesor de Castro en esa tarea de ser, a la vez, el desestabilizador regional, el antinorteamericano en la oratoria y el dictador carismático de esta zona del mundo. Castro ha pasado - más aún en los últimos años - a ser más un símbolo, tanto para sus detractores como para sus seguidores.

Sin embargo, queda un gran tema pendiente: ¿Cuál va a ser el futuro de Cuba?

Todo apunta a que Raúl Castro será nombrado de manera explícita como el sucesor de su hermano. Y ello apunta a la hipótesis 1 que señalamos hace un año y medio:

1. La Revolución continua: Raúl Castro es menor que su hermano y, por lo menos, tendría diez años más de duración en el poder. El Partido Comunista de Cuba tiene una serie de cuadros cuyas edades fluctúan entre los 40 y 50 años, que pueden servir de recambio para cuando el menor de los Castro también deje de existir.

De hecho, el otro candidato anunciado a la presidencia de Cuba es Carlos Lage Dávila, de 57 años. Lo más probable es que ocupe el puesto de vicepresidente que ya venía desempeñando y que Raúl Castro lo vaya preparando para una sucesión.

A diferencia de los deseos de muchos - me incluyo -, no veo en el corto plazo un camino hacia la democracia en Cuba. Las antipatías que suscitan los ideólogos de la Cuba de Miami y la imposibilidad de consolidar un grupo disidente dentro de Cuba hacen bastante difícil un camino que muchos quisieramos, pero que, aún con Castro fuera de este mundo, parece ser bastante difícil.

¿Y cuàl será el legado de Castro?
Pues a pesar de las tibiezas de algunos, se puede resumir en que es un hombre que ha sojuzgado a su país en nombre de un supuesto ideal mejor, alguien que ha hecho del igualitarismo hacia abajo su bandera, alguien que ha dividido a Cuba en dos países: los que viven en la isla y los que moran en Miami. Castro ha mandado fusilar o encarcelar opositores, sólo permite un partido político y no hay prensa independiente que lo pueda criticar.

Si bien los médicos cubanos son de los más capacitados de la región, son de los peores pagados y ese sistema de salud depende en mucho de las donaciones que turistas y gente que se va a curar allá tenga. Una educación - por más analfabetismo cero que tenga - nunca podrá ser eficiente si no ayuda a formar un pensamiento crítico, cosa que el dictador cubano y su supuesta revolución nunca han valorado.

Y claro, la torpeza del embargo norteamericano ha abonado para sus bodas de oro en el poder.

Se va Castro y, como se interrogaba Zavalita sobre el fin de Odría, en todo el mundo se preguntan sobre que es lo que está comenzando.

Fuente(s): desdeeltercerpiso.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba