"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

El incidente de Gleiwitz de 1939
Compartelo en
Pin It

Operación Himmler
El régimen Nazi necesitaba una justificación, casus belli, para comenzar su ataque contra la nación polaca. Tras el acuerdo con la Unión Soviética de repartirse Polonia, era preciso dar cierta apariencia de legalidad a la invasión por lo que se utilizó la típica acción de bandera falsa, es decir usar unidades encubiertas para simular una acción enemiga.

Reinhard Heydrich brazo derecho de Himmler es el cerebro de esta operación de propaganda. Una serie de acciones de sabotaje en ciudades alemanas a lo largo de la frontera, el objetivo principal era un ataque “polaco” a la torre de transmisiones de la ciudad de Gleiwitz en Silesia, para supuestamente transmitir un mensaje propagandístico a la minoría polaca en territorio alemán animándolos a enfrentarse al régimen nazi.

El Almirante Canaris jefe de la Abwer, servicio de espionaje del ejército, colaboró aportando 50 uniformes polacos El encargado de llevar a cabo la “Operación Himmler” fue el oficial del SD (Sicherheitsdienst ,Servicio de Seguridad) Alfred Helmut Naujocks, junto con un grupo selecto de las SS disfrazados de polacos esperan la llamada de Heydrich. La mañana del 31 de agosto tras 14 dias de espera, mientras las tropas se desplegaban sigilosamente a la frontera polaca, Naujocks recibió la clave secreta “Abuela Fallecida”.

A las 8 de la tarde los SS disfrazados tomaron la torre de radio dando comienzo a la segunda parte de la operación, esta fase se conoce con el nombre en clave de Konserve, productos enlatados. Tras apoderarse de la radio un oficial alemán transmitió en polaco que Alemania estaba en manos polacas y que era hora del ataque. Súbitamente la transmisión se vio interrumpida por un tiroteo entre los supuestos polacos y el ejército alemán que recuperaba la estación radiofónica. Para dar mayor verosimilitud a la acción se utilizaron a las Konserves, estos productos enlatados eran prisioneros de Dachau.

El General de la Gestapo Muller proporciono una docena de criminales comunes que tras ser asesinados por inyección letal fueron disfrazados de militares polacos y guardados en una cámara frigorífica en espera de ser usados durante el engaño. Además de estos cadáveres se utilizó el de un joven activista polaco que fue hecho prisionero el día antes.

La última parte de la Operación Himmler era que periodistas extranjeros visitasen los lugares atacados por los “polacos” y pudiesen ver los cadáveres de los militares. Pese a que el engaño no fue descubierto hasta los juicios de Nuremberg los aliados de Polonia no reconocieron el incidente como casus belli valido para justificar la agresión.

Paradojas de la historia la ciudad que dio comienzo a la Segunda Guerra Mundial, tras el fin de esta pasó a ser polaca, actual Gliwice. La torre de comunicaciones, radiostacja, construida en madera, se conserva en buen estado al norte de la ciudad, llamada coloquialmente como la Torre Eiffel de Silesia.

Fuente(s): bellumartis.blogspot.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba