"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

¿Cuatro islas perdidas en el Pacífico son aún españolas?
Compartelo en
Pin It

Acercarse al mundo de las islas e islotes del Océano Pacífico es perderse. Allá donde las fronteras son difusas y las políticas coloniales de otros tiempos hicieron estragos, hoy se situan países prácticamente desconocidos como los Estados Federados de Micronesia, Palau, Guam, Nauru y otros muchos.

Naciones extrañas y exóticas con unas pocas decenas de miles de habitantes y para nosotros sinónimos de agua azulísima y palmeras gigantescas.

Algunos cuentan todavía con dependencia de sus antiguas metrópolis y otras son independientes desde hace poco tiempo. Curiosamente toda esa zona fue durante siglos posesión española. Hasta hace bien poco. Podemos irnos al ejemplo más claro de todos: Las Filipinas, españolas hasta 1898. Pero hubo otras. Poca gente sabe que las Islas Marianas, las Islas Carolinas (ambas integradas en Micronesia) y Palaos (hoy Palau) fueron españolas hasta que no se firmó el Tratado Germano-Español en 1899. Mediante este acuerdo España cedía la soberanía de todas esas islas y atolones a Alemania.

Pero la curiosidad (y casi la perplejidad) me asalta cuando descubro que aún existen cuatro islas (conocidas como la “Micronesia Española” o la “Oceanía Española”), Kapingamarangi, Mapia, Matador y Coroa, que existe la posibilidad de que sean aún españolas, si bien no de hecho, quizás sí de derecho.

Estas cuatro pequeñas islas que, por olvido, quedaron fuera tanto del Tratado de París como del Tratado Germano-Español en el siglo XIX por el que se cedían y vendían las demás posesiones en la zona. Hasta que el jurista e investigador Emilio Pastor se percató del descuido.

«España se reservó una serie de derechos en Micronesia y que, por otra parte, la especificación de los territorios que España cediera en 1899 deja al margen determinados grupos de islas en la misma zona (…). Estos derechos subsisten plenamente». Con estas palabras el Ministerio de Asuntos Exteriores se hacía eco del descubrimiento de Pastor y reclamaba las islas en un comunicado de 1949, según recogen en su libro «Breve Historia de la guerra del 98» Miguel del Rey y Carlos Canales.

Güedes, un atolón con dos islas, se sitúa en el archipiélago de las Marianas, al igual que Oroa, otro atolón deshabitado. Los Pescadores, en las Palaos, está compuesto por 33 islotes y hoy está integrado en los Estados Federados de Micronesia; al igual que Acea, un grupo de rocas coralinas. Porque, aunque España teóricamente podría reclamarlas como propias, a parte del comunicado que envió el Ministerio a Naciones Unidas, no las ha ocupado ni las ha vuelto a reclamar como propias. Y estas islas del Pacífico, de escaso valor económico y estratégico, continúan su vida sin incidentes.

No resulta muy sencillo adentrarse en los documentos que detallan los avatares de estos islotes a lo largo de la historia. Los nombres cambian, desaparecen, vuelven a surgir, los tratados son ambiguos y, para colmo, hubo desidia y desinterés por parte de España por tomar posesión efectiva de esos territorios a lo largo del siglo XX.

Fuente(s): bitacora.ricardomartin.info | albherto.wordpress.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba