"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

Desarrollo económico vs. desarrollo humano
Compartelo en
Pin It

Después de la segunda guerra mundial la crisis económica en el planeta fue devastadora, pero los tiempos de la postguerra para los países de Latinoamérica se llamaron los “años dorados”, ya que según datos expuestos por el político argentino Ferrer Aldo en su bibliografía “Desarrollo humano, medio ambiente y el orden internacional” el producto creció en un 5.5% anual, la industria manufacturera al 7%, la población urbana aumentó del 45% al 70% y la mortalidad infantil decayó. Por el contrario, los involucrados en el conflicto bélico se sumieron en una gran depresión social-económica, sin embargo la forma en que se redistribuyeron las responsabilidades del Estado y la ampliación de las mismas permitieron un crecimiento económico producto de la industrialización de estos países, los cuales anteriormente se valían de un sistema agroexportador, generando así una acumulación de capital que al ser invertido correctamente aumentó la calidad de vida de los habitantes de dichas naciones, un ejemplo de ello fue el Reino Unido, ¿Pero qué pasó con los países latinoamericanos?.

Lamentablemente al llegar la década de los 80´, la poca visión a futuro de los dirigentes de los países latinoamericanos y una mortal dependencia neta a la exportación de materia prima en la que aún estamos sumidos, la cual genera que otras naciones que compran materia prima latinoamericana exporten sus productos ya procesados a esta región con un costo mucho mayor al que pagaron por los recursos antes comprados en tal lugar, fueron los factores protagonistas de la creación de una brecha entre los países del primer mundo y los tercermundistas que aún no se ha logrado cerrar. Es notable observar como los indicadores de calidad de vida e indicadores económicos tienen una gran diferencia entre aquellas naciones consideradas desarrolladas y las que no, entonces se plantea la interrogante ¿Cuál es el modelo de desarrollo que se debe implementar?

La necesidad de reconstruir un mundo igualitario donde todas las personas tengan las mismas oportunidades de surgir, los mismos recursos relacionados a salud, educación, vivienda y demás necesidades primarias; es inminente si no se desea vivir un contexto enmarcado por la injusticia social, es por ello que implementar un modelo de desarrollo acertado es fundamental para obtener dicha sociedad. A nivel mundial el ente promotor de la acción antes dicha es el Programa de las Naciones Unidas para el Desarollo (PNUD), este establece que el modelo de desarrollo de un Estado implica diversos factores que van desde lo económico, pasando por lo educativo, salud, seguridad hasta el bienestar en general, los criterios para la escogencia del mismo despierta diferentes opiniones, pues hay algunas personas que consideran que no es posible copiar estructuras que hayan sido exitosas en el exterior, ya que cada nación es distinta a otra y cada una posee necesidades diferentes, pero por el contrario, se encuentran otros individuos que opinan que los modelos a implementarse deben ser importados de otros lugares donde ya fueron puestos en práctica y rindieron frutos provechosos.

Particularmente y en función de lo anteriormente planteado, la elección de un modelo de desarrollo debería guiarse de otros ya preexistentes, pues es ventajoso partir de una base fuerte la cual sea lo suficientemente flexible para adaptarla a las necesidades del país donde se desea implementar, además también permite solventar los problemas que trae originalmente el mismo, lo que puede garantizar en mayor medida la instauración de un modelo más eficaz, efectivo y eficiente.

El crecimiento de un país generalmente se relaciona con el incremento de su economía, pues existe una amplia correlación proporcional entre el bienestar social y los ingresos per cápita de dicha nación, este último indicador hace referencia al PIB, a mayor valor de este se supone que hay un aumento en la calidad de vida de la población. El producto interno bruto es el valor por excelencia que rige el modelo de desarrollo económico, el cual se fundamenta principalmente en las ideas antes expuesto de crecimiento, algunos ejemplos de estos son: El consenso de Washington y el Modelo de crecimiento de Solow, sin embargo la evolución de una región no sólo puede ser descrita por unos cuantos indicadores netamente económicos, también se deben incluir otras variables que cuantifiquen datos considerados de carácter cualitativo, como por ejemplo índice de felicidad bruta.

El modelo que considera esos factores netamente sociales es el modelo de desarrollo humano, además también considera como necesarios los indicadores relacionados con el impacto ambiental, ya que muchas actividades que promueven rápidamente el crecimiento se basan en el uso de energías no renovables, siendo esto de gran relevancia ya que en la actualidad como bien se sabe las condiciones del ecosistema se han alterado producto de la evolución mal enfocada de la sociedad al no pensar en establecer un desarrollo sostenible, donde se garantice la existencia de generaciones futuras.

Para concluir, el desarrollo económico y el humano deben ir de la mano, no se debe colocar uno por encima del otro, por ejemplo: si no hay un crecimiento económico, ¿De dónde saldrá el dinero suficiente para abastecer de alimentos, educación, entre otros aspectos? O ¿De dónde provendrá el dinero requerido para invertir en tecnologías limpias que fomenten el desarrollo sostenible?, en contra parte, si destruimos el planeta y deterioramos la sociedad ¿De qué servirá todo el dinero producido?.

Estas son interrogantes reflexivas que nos hacen pensar cuál es el camino que debemos elegir, y todas las variables que se deben tomar en cuenta al momento de elegir un modelo de desarrollo para la nación para evitar así que éste no forme parte de una filosofía reduccionista.

Fuente(s): eticaydesarrollo.wikispaces.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba