"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

La educación occidental es pecado
Compartelo en
Pin It

Nigeria, con sus casi 160 millones de habitantes divididos a partes iguales entre cristianos y musulmanes, es el país más poblado de África.

Su situación geográfica, a caballo entre las zonas selváticas próximas al Golfo de Guinea y las estepas semiáridas del Sahel, junto a sus inmensas reservas de petróleo y la entidad de sus fuerzas armadas, hacen de este país una pieza clave en la estabilidad de África occidental. Por ello, su situación interna es un motivo de constante atención. Pese a los ingentes ingresos procedentes de las exportaciones de crudo.que suponen más del 40 por 100 de su PIB, el gobierno nigeriano presidido desde mayo de 2010 por Goodluck Jonathan se enfrenta a un escenario de pobreza, debilidad institucional, corrupción rampante, secesionismo, crimen organizado, terrorismo y violencia religiosa.

En estas circunstancias y desde los primeros meses de 2011, se observa una progresiva degradación en la seguridad del país, sobre todo en los estados norteños. Allí, los enfrentamientos étnicos (yorubas contra hausas y fulanis), por el control de los cada vez más escasos recursos agropecuarios, se entrecruzan con los enfrentamientos sectarios entre musulmanes y cristianos.

Es en este escenario donde se observa un aumento de la actividad del grupo armado Boko Haram (en lengua hausa significa «la educación occidental es haram», pecado, como lo califica la Sharia o ley islámica). Según fuentes oficiales nigerianas, desde 2009, este grupo ha matado a más de 3.000 personas en aquel país.

Fundado por el carismático predicador Mohammed Yusuf en el año 2001 en el estado de Borno, al noreste de Nigeria, Boko Haram es uno de los grupos yihadistas más prominentes y activos de todo el continente africano.

El objetivo primario de Boko Haram es la deslegitimación del gobierno nigeriano, que según sus seguidores está dirigido por infieles, y la creación de un nuevo Estado bajo los estrictos principios de la Sharia.Este movimiento radical puede considerarse heredero de la larga tradición salafista nigeriana. Aunque, el Islam está presente en Nigeria desde el siglo X, su implantación definitiva en el norte fue debida a la yihad lanzada a partir de 1802 por SheShehu Usuman Dan Fodio, que estableció un califato regido según el modelo de Islam primigenio, aunque conviviendo con importantes influencias sufíes.

Durante el periodo colonial, el islam nigeriano permaneció en gran medida ajeno a las transformaciones impulsadas por los británicos. Con la independencia, los emires perdieron una gran parte de su poder lo que favoreció la animadversión de parte de la población musulmana al nuevo Estado. Así, en la década de los ochenta, los estados norteños vivieron el levantamiento religioso de la secta milenarista Maitatsine, que causó miles de muertos y que finalmente fue aplastada por las fuerzas de seguridad nigerianas.

El ideario de aquella secta —aplicación estricta de la ley islámica, rechazo de la educación pública, por considerada pervertida por Occidente, y condena de los principios democráticos, en teoría contrarios a las enseñanzas del Profeta— caló entre buena parte de la población musulmana y, según ciertas fuentes, sigue viva en Nigeria. Hoy lo defienden a ultranza los partidarios de Boko Haram.

En el año 2000, una de las principales reivindicaciones de los musulmanes, la imposición de la Sharia en los doce estados del norte del país, en donde su credo es mayoritario, fue satisfecha por el gobierno central, lo que vino a calmar las reivindicaciones islamistas. Pero, poco después, esta medida fue considerada insuficiente por Mohammed Yusuf, que inició una campaña para el establecimiento de un verdadero Estado islámico alejado de los principios occidentales.

Durante los primeros años de existencia, Boko Haram, al igual que otras organizaciones islamistas en el mundo, ofrecía apoyo económico a musulmanes necesitados, lo que le hizo ganar acólitos entre los sectores más desfavorecidos de la población. Aún hoy, la organización destina gran parte de sus recursos económicos a obras de caridad, lo que le proporciona una buena dosis de legitimidad entre las capas más pobres de la sociedad.

El ideario del movimiento, contrario a todo influjo de la «modernidad», hizo que la población les denominase los «talibanes africanos». Poco a poco, el grupo fue ganando adeptos y radicalismo lo que le empujó a iniciar en 2003 la actividad armada. Durante los años siguientes, se produjeron ataques contra comisarías de policía y otros tipos de dependencias gubernamentales. En julio de 2009, las fuerzas de seguridad nigerianas asaltaron la sede central del movimiento, así como algunas de sus mezquitas y escuelas coránicas.

La actuación gubernamental, que produjo la muerte o detención de cientos de activistas, pareció dar por erradicado el grupo. Pero el fallecimiento de Yusuf, mientras estaba custodiado por la policía, supuso en realidad un punto de inflexión para Boko Haram.

Boko Haram es hoy una organización bien organizada, disciplinada, firme ideológicamente y con demostrada capacidad de actuación, pese a la represión ejercida por las fuerzas de seguridad nigerianas.

Sin embargo, de mantener su carácter local, es muy improbable que Boko Haram sea capaz de constituir una amenaza existencial para el Estado de Nigeria. Pero la escalada de sus ataques sugiere que la confianza del grupo en sus propias posibilidades está aumentando peligrosamente.

El proceso expansivo vivido por la organización ha coincidido en el tiempo, no por casualidad con las rebeliones tuareg en Malí y la caída del régimen libio de Muamar el Gadafi, lo que viene a señalar el carácter transnacional del problema. Además, la internacionalización de sus acciones, a través de la colaboración con AQMI y con otros grupos yihadistas regionales, supone una dimensión mucho más alarmante, tanto para Nigeria como para los países vecinos.

Foto: flickr.com
Fuente(s): jyj5022guerrerosdeelite.blogspot.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba