"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

Albert Einstein: ¿Ateo o Creyente?
Compartelo en
Pin It

Albert Einstein es la figura icónica del científico genio que todos admiran pero nadie entiende. Una de las muchas controversias sobre el pensamiento de Einstein en materias fuera de la física teórica es la de si Einstein era ateo o creía en Dios. Su teoría de la Relatividad, (que predijo la idea del “Big Bang” como el principio del universo antes de que Hubble lo descubriera experimentalmente), su concepción determinista de la física, y su visión sobre el rol de las leyes del universo parecerían colocarlo en la posición de que Dios no hace falta para correr el universo.

Sin embargo, hay varias citas de Einstein que sugieren una concepción religiosa. La más famosa es su comentario de que “Dios no juega a los dados con el universo” para expresar su disgusto con la interpretación probabilística que se le estaba dando a la Mecánica Cuántica. O la respuesta que dio a un periodista que le preguntó como se hubiera sentido si la expedición de Eddington no hubiese confirmado su teoría de que la gravedad puede doblar el paso de la luz. Einstein replicó: “Me hubiese dado mucha pena con Dios pues estaba seguro que mi teoría era correcta.” Y otra en que justifica su búsqueda de una teoría de campos unificando todas las fuerzas físicas con “A mí lo que me interesa averiguar es si Dios tenía opciones al decidir como hacer el universo.”

Einstein no era ateo. Él creía en un universo ordenado y con leyes causales que él no sabía de donde salieron, y cuya belleza y poder lo maravillaban. Eso NO ES CREER EN DIOS. Al menos no es lo que hacen los cristianos fundamentalistas.
Einstein no creía en un ser invisible que oye a los que rezan.
Einstein no creía en el Génesis, ni nada de la Biblia.
Einstein no creía que el hombre esta hecho a imagen y semejanza de Dios.
Einstein no creía en mesías que nacieron de una virgen y que son hijos de Dios.
Einstein no creía en fantasmas, ni en la vida después de la muerte.
Einstein no creía en curas, ni ministros, ni rabíes, ni iglesias.
Einstein no creía en nada que no se pudiera ver y de lo cual no hubiera evidencia.
Einstein no creía en ángeles, demonios, ni espíritus inmateriales.
El "Dios" de Einstein son las matemáticas, las leyes físicas, el orden, la causalidad, y la belleza del universo. No es un viejo inmortal de barba blanca todopoderoso y omnisciente que todo lo sabe y todo lo ve, y que puede usar sus superpoderes mágicos para complacer a los esclavitos que hipócritamente lo alaben, le regalen dinero y le pidan favores.

Y finalmente, Einstein sabe que su creencia es anti-científica y no espera que nadie le crea porque él lo dice si no lo puede probar. No es una creencia religiosa en que "él conoce la verdad" sino una "mera opinión personal". No es lo mismo ni se escribe igual.


Autor: Ramón Lopez

Fuente(s): cienciaeindependencia.blogspot.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba