"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

¿Por qué decimos "Jesús" cuando una persona estornuda?
Compartelo en
Pin It

Los egipcios y griegos veían en el estornudo un augurio. Así, era bueno estornudar por la tarde, mientras que hacerlo al levantarse de la cama o de la mesa podía ser nefasto. Aquel que había estornudado al nacer era tenido por dichoso. El estornudo hacia la izquierda era un signo de mal agüero, pero bueno, hacia la derecha.

En todos los casos, los griegos exclamaban ¡Vivid! y ¡Que Zeus te conserve! Por su parte, los romanos empleaban la expresión, ¡Salve!, ante tal circunstancia; y serían los primeros cristianos quienes sustituyeron la invocación a dioses paganos por el suyo.

Los católicos romanos popularizaron el uso de la bendición como respuesta al estornudo. Se dice que durante la epidemia de peste que hubo en Roma en el año 591, bajo el pontificado de Gregorio I, lo afectados morían estornudando, y que de tal circunstancia proviene el ¡Dios te bendiga! que funcionaba como una oración para bendecir el lugar y evitar el desarrollo de la peste y que más tarde se simplificar diciendo ¡Salud!, ¡Jesús! o expresiones semejantes.

No obstante, Gradualmente la exclamación perdió su connotación negativa, y pasó a ser considerada un acto de cortesía tal y como la conocémos hoy en día.

Fuente(s): sanjuanerosrd.blogspot.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba