"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

El síndrome de asentir con la cabeza
Compartelo en
Pin It

El síndrome del cabeceo, síndrome de "asentir con la cabeza" o enfermedad del cabeceo es una enfermedad reciente y poco conocida que emergió en Sudán en la década de 1980. Es fatal, provoca una discapacidad física y mental que solo afecta a niños, normalmente de entre 5 y 15 años.

En la actualidad está restringida a pequeñas regiones del sur de Sudán, Tanzania y Uganda. Antes de darse a conocer a partir de los brotes en el sur de Sudán, la enfermedad fue descrita por primera vez en 1962 de casos encontrados en regiones montañosas aisladas de Tanzania, aunque la conexión entre esta enfermedad y el síndrome del cabeceo ha sido posterior.

Los síntomas son muy peculiares. Cuando un niño es afectado sufre un retraso completo y permanente en el crecimiento, incluido el cerebro, llevando a un retraso mental. Causa un cabeceo patológico, con ataques que con frecuencia comienzan cuando la víctima comienza a ingerir alimentos o, a veces, cuando siente frío. Estas convulsiones son breves y se detienen cuando el niño deja de comer o vuelve a estar caliente.

Estas convulsiones pueden manifestarse con un amplio grado de severidad. Ataques severos pueden provocar que el niño pierda el conocimiento, dando lugar a una lesión mayor. Las convulsiones han sido identificadas mediante exploraciones por electroencefalogramas e IRM, mostrando atrofia cerebral con daños en el hipocampo y células gliales.

El cabeceo no se produce cuando al paciente se le ofrecen alimentos desconocidos, como una chocolatina.

Actualmente se desconoce las causas de la enfermedad, pero se cree que puede estar conectada a infecciones por gusanos parásitos de la especie Onchocerca volvulus, el cual prevalece en todas las áreas afectadas. O. volvulus, un nemátodo, usa como portador la mosca negra y causa la “ceguera del río”.

En 2004, la mayoría de los niños que sufren del síndrome vivían cerca del río Yei, una zona donde la ceguera del río es muy común, y 93% de los que sufren el síndrome son portadores del parásito; un porcentaje mucho mayor que el encontrado en los niños sin el síndrome.

Un vínculo entre la ceguera del río y los casos normales de epilepsia, así como del retraso en el desarrollo, fue propuesto alguna vez, pero la evidencia no permitió obtener ninguna conclusión al respecto.

Sobre la conección entre el gusano y el síndrome, Scott Dowell, el líder investigador del síndrome para el Centro de Control y Prevención de Enfermeddes (CDC) declaró: “Sabemos que [Onchocerca volvulus] está involucrado en alguna forma, pero no conocemos el mecanismo exacto porque [el gusano] también es bastante común en áreas no afectadas por el síndrome del cabeceo”.

Andrea Winkler, el primer autor del estudio tanzano del 2008, dijo acerca de la conexión: “No tenemos ninguna prueba de que Onchocerca volvulus está realmente entrando al cerebro, pero no podemos excluir la posibilidad de que actúe algún mecanismo autoinmune”.

Foto: mattlucht
Fuente(s): wikipedia.org

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba