"Una vez conocí a dos hombres que estaban tan completamente de acuerdo que, lógicamente, uno mató al otro"

Lectura destacada

La nueva guerra en el Congo. ¿Hasta cuándo?

La Biblia y la esclavitud
Compartelo en
Pin It

No codiciarás la casa de tu prójimo: no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni ninguna otra cosa que le pertenezca. (Éxodo 20: 17)
No suelo tirar de la Biblia para escribir artículos, pero gracias un un correo que me envió un lector creo de recibo hacer una escepción por hoy. La Biblia es un “primor” de libro, está llena de estos relatos tan “enternecedores” que… bueno… hoy toca un relato clarividente de que al dios judeo-cristiano permitía la esclavitud, eso sí, no codiciar el esclavo ajeno. Ya se que más de un evángelico de esos que gustan “escudriñar” las escrituras ya sean reveladas (Sola Scriptura) o inspiradas según el catolicismo me dirá que eran otros tiempos, o en “plan figurado”. Tranquilos mis lectores crédulos, porque aquí va otra cita que matiza mejor que al dios cristiano o judío (da igual) legislaba permitiendo la esclavitud:
44 Los esclavos y esclavas que ustedes tengan, provendrán de las naciones vecinas: solamente de ellas podrán adquirirlos. 45 También podrán adquirirlos entre los hijos y familiares de los extranjeros que residan entre ustedes, entre aquellos que hayan nacido en Israel. Ellos serán propiedad de ustedes, 46 y podrán dejarlos como herencia a sus hijos, para que los posean como propiedad perpetua. A estos podrán tenerlos como esclavos; pero nadie podrá ejercer un poder despótico sobre sus hermanos israelitas.(Levítico 25: 44-46)
El primer texto está extraído según dice la Biblia del mismo dios Jehová: los diez mandamientos. El segundo texto está en el Levítico, libro que pertenece a la “sagrada” Biblia. Libro revelado para los protestantes e inspirado por dios para la Iglesia Católica. Y, si dios es omnipotente u omnisapiente… me pregunto yo: cómo se iba a equivocar con la esclavitud, que me lo expliquen.
Resumiendo: Otra de las barbaridades de la religión judeo-cristiana.

Autor: P. Dubarri
Fuente(s): http://www.elaverno.net/?p=1790

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © . La Gran Paradoja Todos los derechos reservados. QPlantilla © design by neronsn Acerca del Sitio // Politica de Cookies // Sitemap // Contacto // Ir Arriba